Issik Kul: ¿Humanoides gigantes acuáticos habitan el fondo del lago?

Rusia es una nación misteriosa, desde la extinta Unión Soviética, cientos de teorías se ciernen entorno a ella. Una de los enigmas más inquietantes proviene del Lago Issik Kul y la posibilidad de que humanoides gigantes habiten sus cálidas profundidades.

Issik Kul: ¿Humanoides gigantes acuáticos habitan el fondo el lago?
Vista satelital del lago Issik Kul.

El Lago Issik Kul siempre ha sido un tema escabroso, incluso para los mismos rusos. Varios relatos aseguran haber visto a criaturas humanoides gigantes emerger de sus profundidades y volver al fondo.

A pesar de que «no existe» una prueba física de este hecho, la cantidad de relatos e historias datan de 1930. En casi un siglo, no todas las denuncias pueden ser infundidas o falsas.

El misterio del Lago Issik Kul

A mediados de 1930, el investigador enfocado en lo paranormal, Ilya Grabovsky, estudió una serie de acontecimientos que habían sido denunciados en los alrededores del lago Issik Kul.

Esta masa de agua profunda se encuentra en las montañas al norte de Tian Shan. Su nombre en español significa «Lago caliente». Esto se debe a que, por algún extraño motivo, sus aguas nunca se congelan a pesar del gélido clima.

El primer contacto de Grabovsky con la región vino después de entrevistar a un nativo de la zona. Aunque en un principio el hombre se mostró reacio de contar cualquier cosa relacionada al lago, terminó contando como los habitantes creían que existían cuevas ocultas en el lago y las montañas.

El hombre también relató como un día, mientras pescaba con sus amigos en la orilla noroeste del lago, vieron una cueva. El acceso a esta imposible, por lo que volvieron al día siguiente con cuerdas, linternas y picos.

Durante su exploración en las profundidades de la cueva se toparon con tres esqueletos humanos que superaban los 3 metros de altura. Alrededor de sus cuellos resaltaba un extraño amuleto de plata con una forma similar a murciélagos.

Esta historia se complementa con la leyenda local de Kirguistán, donde se habla de una ciudad perdida que se hundió en el Lago Issik Kul. Su último gobernante fue el Rey Ossounes, un «gigante de orejas largas». Según la leyenda, éste ser era capaz de volar a través de las montañas en segundos.

Registros locales de humanoides gigantes en el lago

Los hombres tomaron los amuletos, pero jamás volvieron a tocar el tema, ni le contaron a nadie su experiencia.

Fundieron las joyas para venderlas, pero se quedaron con un pequeño fragmento como recuerdo de su odisea. Ninguna imagen de este fragmento ha sobrevivido hasta la fecha.

Grabovsky escribió en sus informes que científicos soviéticos estudiaron el pequeño fragmento, pero no pudieron determinar la fecha de creación.

El investigador también revisó archivos locales en busca más información. Así se topó con la primera mención hecha de criaturas gigantescas.

Issik Kul: ¿Humanoides gigantes acuáticos habitan el fondo el lago?
Militares soviéticos se enfrentaron a humanoides gigantes en varios lagos de Rusia.

La historia data de mediados de 1800 y habla de un grupo de niños de Georgia, que para la fecha formaba parte del Imperio ruso. Los pequeños buceaban en el Lago Issik Kul en busca de mejillones.

En su camino se toparon con una cueva submarina cerca de la montaña. Ahí se toparon con criaturas gigantes que los hicieron huir despavoridos del lago.

Éste es el último registro local que menciona a los gigantes vivos y, a pesar de sus esfuerzos, Grabovsky jamás encontró la cueva. O al menos eso dice la versión oficial. El hombre falleció sin compartir con nadie el resultado de su investigación. Sin embargo, la historia del Lago Issik Kul no termina ahí.

Contacto militar con criaturas gigantes acuáticas

En 1982, durante un ejercicio de «Los hombres rana» en el lago Baikal, los buzos se toparon con un grupo de humanoides con cualidades acuáticas de tamaños gigantescos.

A pesar de estar nadando en aguas heladas, estos no llevaban trajes protectores. Los buzos estaban a 45 metros de profundidad, pero ninguna de las criaturas llevaba algún equipo de buceo, más allá de una especie de casco de forma esférica.

Este suceso llevó a los líderes militares soviéticos a realizar una expedición para capturar a las criaturas. Esta maniobra fue documentada por el veterano de guerra, Mark Shteynberg, quien investiga el caso:

«A medida que los hombres rana trataron de cubrir a la criatura con una red, todo el equipo fue propulsado fuera de las aguas profundas hacia la superficie por una fuerza poderosa.

Debido a que el equipo autónomo de los submarinistas no permite salir a la superficie desde esas profundidades sin la estricta adhesión al proceso de paradas de descompresión, todos los miembros de la desafortunada expedición fueron atacados por la enfermedad de buzo, o la enfermedad de compuerta flotante.

El único tratamiento curativo disponible consistía en una reclusión inmediata en condiciones de descompresión en una cámara de presión. Tenían varias cámaras de presión como en la región militar, pero sólo una estaba en condiciones operativas.

Eso podía contener no más de dos personas. Esos comandantes locales habían forzado a cuatro submarinistas a entrar en la cámara. Como resultado, tres de ellos incluyendo el comandante del grupo perecieron, y el resto quedaron inválidos».

Issik Kul: ¿Humanoides gigantes acuáticos habitan el fondo el lago?
En muchas ocasiones, los avistamientos de estas criaturas se han visto acompañados de extraños objetos voladores.

¿Un suceso más profundo de lo que parece?

El General V. Demyanko, el comandante del Servicio Militar soviético, fue trasladado a la base militar de Issik Kul a causa de este evento.

Su misión era informar a los funcionarios locales sobre el peligro de interactuar con los «humanoides gigantes subacuáticos».

Esto confirma que el gobierno soviético estaba al tanto de que estos seres habitaban tanto el lago Baikal como Issik Kul.

Las Fuerzas de Ingeniería del Ministerio de Defensa enviaron un boletín al cuartel general de la región militar de Turkmenistán donde mencionaron otros lagos donde se reportaron avistamientos de humanoides similares.

Sin embargo, estos aparecieron junto a discos voladores y esferas luminosas que ascendían y se sumergían en las profundidades.

De esta forma, podemos suponer que el fenómeno de los humanoides gigantes en el Lago Issik Kul no es un acontecimiento singular, sino algo mucho más complejo.

Toda esta información fue respaldada por la admisión del escritor ruso Mikhail Demidenko. Después de estudiar todo lo relacionado con el tema, recordó su visita al lago Baikal en los 80, durante una misión de la Unión de Escritores de la Unión Soviética.

Ahí, pescadores de Irkutsk le contaron que fueron testigos de cómo los buzos salieron despedidos del agua con gran fuerza, elevándose hasta 9 metros de altura.

Este caso continúa discutiéndose en la actualidad ¿Existen realmente humanoides gigantes en el Lago Issik Kul, así como en otras masas de agua? Hasta la fecha, los testimonios de los involucrados son las únicas pruebas. Pero tantas personas no pueden coincidir en tantos detalles.

[embedded content]

VER TAMBIÉN ▶ Nick Pope: “La tecnología alien pondría en peligro la seguridad de la Tierra”

Fuente: Ufo-Spain/a>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *