La vitamina D reduce un 82% las muertes por coronavirus según el Parlamento Británico

El miembro del Parlamento británico David Davis está instando al gobierno británico a fortalecer su programa de suplementación con vitamina D para personas en riesgo de COVID-19 siguiendo un precedente impresionante establecido por Andalucía en España.

Hablando ante la Cámara de los Comunes el jueves, Davis dijo que Gran Bretaña debería seguir el ejemplo de Andalucía, que distribuyó calcifediol, un suplemento de vitamina D, a los residentes de hogares de ancianos en noviembre pasado. Desde entonces, las muertes por COVID-19 en la región española se redujeron en un 82 por ciento.

Debido a esto, Davis está implorando al gobierno británico que aumente sus recomendaciones de dosis e implemente un despliegue generalizado de vitamina D.

El estado ya proporciona suministros gratuitos de vitamina D a los residentes de hogares de ancianos, según el consejo de Public Health England , de que reciban 10 microgramos (mcg) diarios para su protección. Sin embargo, Davis dijo que esta cantidad es demasiado pequeña para tener un efecto significativo y que el programa debería ser para todas las poblaciones en riesgo.

Pero los funcionarios de salud dijeron que todavía no hay suficiente evidencia para autorizar o recomendar tomar vitamina D para el tratamiento. Esto fue a pesar de una montaña de estudios que muestran que la deficiencia de vitamina D puede predisponer a las personas a sufrir COVID-19 grave.

El consejo sobre la dosis de vitamina D en el Reino Unido es una «gota en el océano»

Davis ensalzó los beneficios de la vitamina D e instó al gobierno británico a revisar de inmediato su programa de vitamina D para proteger a los sectores más vulnerables del país.

Davis, exsecretario de estado del ahora disuelto  Departamento para la Salida de la Unión Europea, reiteró que la vitamina D es segura y económica: el suministro para un año cuesta solo 15 libras (20 dólares) por persona. Además, “tiene muchos otros beneficios para la salud comprobados y, como ha demostrado el gobierno de Andalucía, podría ser un arma drásticamente eficaz en nuestra lucha contra el COVID”, según Davis.

Las muertes por millón de Andalucía por COVID-19 se redujeron de 187 en noviembre a solo 11 a principios de este mes. Está en camino de cerrar enero con solo 33 muertes por millón. Mientras tanto, las muertes por millón de Gran Bretaña aumentaron de 175 en noviembre a más de 300 este mes.

Davis dio crédito al gobierno británico por su programa de vitamina D, pero dijo que no era adecuado. Implementado este mes, el programa proporciona suministros gratuitos de vitamina D a los residentes de hogares de ancianos , a quienes se recomienda tomar 10 mcg al día. Pero Davis dijo que esta dosis es simplemente una «gota en el océano». Luego recomendó aumentarlo a 100 mcg para abordar adecuadamente la deficiencia de vitamina D.

«Lamentablemente, con el programa del gobierno para los clínicamente extremadamente vulnerables, la suplementación está muy por debajo de esto», dijo Davis.

Davis también está pidiendo un esquema mejorado que cubra no solo a los residentes de hogares de ancianos, sino a todas las poblaciones en riesgo, incluidas las personas obesas, las minorías negras y asiáticas, los diabéticos y las personas con presión arterial alta. Estas poblaciones se han relacionado con altas tasas de deficiencia de vitamina D. Un estudio, por ejemplo, encontró que más de la mitad de los asiáticos en el Reino Unido tienen una deficiencia severa de vitamina D, mientras que más de un tercio de los negros no tienen suficiente nutriente.

¿Evidencia débil de los beneficios antivirales de la vitamina D? No tanto

Jo Churchill, subsecretaria parlamentaria de estado para la Prevención, Salud Pública y Atención Primaria del Departamento de Salud y Atención Social , dijo que su departamento no está dispuesto a adoptar la vitamina D para tratar el COVID-19 debido a «pruebas insuficientes».

Churchill dijo ante el Commons el jueves: «Hay varios nutrientes involucrados en el funcionamiento normal del sistema inmunológico, sin embargo, actualmente no hay evidencia suficiente de que la ingesta de vitamina D mitigue los efectos del COVID-19».

Y, sin embargo, un estudio de septiembre de la  Universidad de Chicago  mostró que la deficiencia de vitamina D está relacionada con una mayor probabilidad de dar positivo en la prueba del coronavirus. Otro estudio, publicado en noviembre en la revista Nutrients, mostró que la ingesta regular de suplementos de vitamina D durante el año anterior a la pandemia de COVID-19 se asoció con una enfermedad menos grave y una mayor probabilidad de supervivencia en los ancianos que no tomaron vitamina D o que la tomaron solo después del diagnóstico.

En un estudio de octubre, publicado en el  Journal of Steroid Biochemistry and Molecular Biology , los investigadores encontraron que el tratamiento con altas dosis de calcifediol reduce significativamente el riesgo de ingreso a la unidad de cuidados intensivos. Los investigadores concluyeron que el calcifediol parece ser capaz de reducir la gravedad de la enfermedad.

Un nutriente importante para combatir infecciones, la vitamina D se produce en el cuerpo cuando la piel se expone a la luz solar. Tome suficiente tiempo al sol y coma más alimentos ricos en vitamina D como pescados grasos y hongos  para combatir el COVID-19.

El sol produce vitamina D natural

El cuerpo produce la vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol. Por eso, con frecuencia se denomina la vitamina de la “luz del sol“. La mayoría de las personas satisfacen al menos algunas de sus necesidades de vitamina D de esta manera. Muy pocos alimentos contienen vitamina D de manera natural. Realizar confinamientos es contraproducente ya que dejamos de recibir la vitamina de D del sol. Uno de los efectos del confinamiento es una drástica disminución del tiempo en el exterior y una menor exposición al sol (el vidrio de la ventana bloquea la radiación UVB). Esto se une a la deficiencia de vitamina D en una buena parte de la población española.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *